Cómo quitar el control parental

En el mundo en que vivimos la tecnología avanza a pasos agigantados, haciendo que las preocupaciones de los padres a la hora de asegurar el bienestar de sus hijos sea cada vez mayores. Desde muy pronto tienen teléfonos con acceso a la red, que es en realidad un campo abonado de peligros en los que pueden ser víctimas de engaños y abusos o estar expuestos a contenidos nada recomendables. Es aquí donde entran las herramientas de control parental. Irónicamente, es en la red donde los padres preocupados pueden encontrar las respuestas a cuándo y cómo poner control parental en los dispositivos de sus hijos.

Aprenda cómo quitar el control parental de cualquier dispositivoLa principal función de los programas de control parental es la de vigilar a los niños para así poder protegerlos y asegurase de que hacen un buen uso de sus teléfonos. Después de instalar control parental en sus dispositivos la aplicación se encargará de registrar y enviar toda la información con sus actividades. De esta manera, gracias al control parental, cualquier padre puede salir de dudas y saber qué hace su hijo, cuándo, dónde y con quién, además de poder saber que páginas web visita o qué archivos intercambia con sus amigos.

Con el tiempo es posible que haya llegado al punto de querer desactivar el control parental, bien porque su hijo le ha demostrado que no lo necesita, bien porque simplemente no quiere seguir usándolo. Si es así debe saber que hay dos maneras de quitar el control parental de cualquier dispositivo dependiendo del tipo de programa que use. La primera requiere que tenga acceso físico al teléfono, al igual que al activar el control parental, mientras que la segunda es mucho más práctica ya consiste en hacerlo de manera remota. Una función que sí está al alcance de los usuarios de mSpy, el mejor programa de control parental.

Las ventajas de usar mSpy, el mejor software de control parental

Con mSpy quitar el control parental es muy sencillo ya que basta con acceder al panel de control de la aplicación y seleccionar dicha opción, el programa recibirá un mensaje con la orden y se desinstalará del teléfono en cuestión sin dejar rastro. De esta manera se puede evitar tener que dar explicaciones o quitar el teléfono a su hijo.

Pero esto es solo la punta del iceberg, mSpy destaca entre los controles parentales por ofrecer a los padres gran cantidad de funciones para proteger a sus hijos. Después de la instalación, en el panel de control de mSpy podrá: leer todos los mensajes de texto y correos electrónicos; ver las llamadas recibidas; conocer las aplicaciones y juegos instalan; ver sus fotografías, vídeos y otros archivos; acceder al historial para saber las páginas por las que navegan; y gracias al GPS saber su ubicación en cualquier momento.

Del mismo modo puede usar el software de control parental para tomar las riendas de su teléfono y entre otras cosas: bloquear páginas web; evitar que hablen o se escriban con malas compañías; impedir que utilicen aplicaciones y juegos que son una pérdida de tiempo y podrían afectar a sus estudios; y marcar geo-cercas para poder establecer zonas seguras, recibiendo notificaciones cuando salen de un lugar seguro.

Cómo quitar el control parental

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *